Accés al contingut Accés al menú de la secció
 

Principios y objectivos


Introducción

Plantaciones de cultivo ecológico

La Producción Agraria Ecológica (PAE) es un método de obtención de productos agrarios y alimenticios que pone un énfasis especial en la utilización de productos y técnicas lo más naturales posibles, excluyendo todas aquellas que potencialmente puedan afectar negativamente a la calidad del producto final o al medio ambiente en que se realiza esta obtención.

La normativa que regula este método de producción es de aplicación en todos aquellos productos que, procedentes de la agricultura, incluida la acuicultura, se comercializen o se vayan a comercializarse como ecológicos:

  1. productos agrarios vivos o no transformados;
  2. productos agrarios transformados destinados a ser utilizados para la alimentación humana;
  3. alimentos para los animales;
  4. material de reproducción vegetativa y semillas para el cultivo.

 

Los productos de la caza y de la pesca de animales salvajes no se considerarán producción ecológica.

Este sistema comprende todas las actividades de producción, elaboración, manipulación y comercialización de este tipo de productos, tanto de origen vegetal como animal.
La aplicación de este sistema de obtención de productos agrarios y alimentarios implica que todas las empresas que participan tienen que cumplir una normativa europea, y estar sometidas al control y a la certificación realizada por una serie de organismos de control, para poder de este modo ofrecer una garantía suficiente a los consumidores.

La producción ecológica es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales. Así pues, los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural.

Las explotacions agrarias que desarrollen producciones agroalimentarias ecológicas se gestionaran de acuerdo con los requisitos aplicables a la producción ecológica. Sin embargo, una explotación puede dividirse en unidades (o instalaciones de producción acuícola) claramente diferenciadas, de las que no todas estarán gestionadas de acuerdo con la producción ecológica. Por lo que respecta a los animales, deberá haber diferentes especies. Por lo que respecta a la acuicultura, podrán estar presentes las mismas especies, siempre que exista una separación adecuada entre las instalaciones de producción. Por lo que respecta a las plantas, deberá haber distintas variedades que puedan diferenciarse fácilmente.

En los casos en que no todas las unidades de la explotación agrícola se destinen a la producción ecológica, el agricultor mantendrá la tierra, los animales y los productos que se utilicen para la producción ecológica o se produzcan en las unidades ecológicas separados de aquellos que se utilicen o produzcan en las unidades no ecológicas, y mantendrá un registro documental adecuado que demuestre dicha separación.

Objetivos

La producción agroalimentaria ecológica perseguirá los siguientes objetivos generales:

  1. Asegurar un sistema viable de gestión agraria que:
    1. respete los sistemas y los ciclos naturales y preserve y mejore la salud del suelo, el agua, las plantas y los animales y el equilibrio entre ellos
    2. contribuya a alcanzar un elevado grado de biodiversidad
    3. haga un uso responsable de la energía y de los recursos naturales como el agua, el suelo, las materias orgánicas y el aire
    4. cumpla rigurosas normas de bienestar animal y responga a las necesidades de comportamiento propias de cada especie;
    5. obtener productos de alta calidad

  2. Obtener una amplia variedad de alimentos y otros productos agrícolas que respongan a la demanda de los consumidores de productos obtenidos mediante procesos que no dañen el medio ambiente, la salud humana, la salud y el bienestar de los animales ni la salud de las plantas.

Principios generales

La producción ecológica estará basada en los siguientes principios:

  1. el diseño y la gestión adecuadas de los procesos biológicos basados en sistemas ecológicos que utilicen recursos naturales propios del sistema mediante métodos que:
    1. utilicen organismos vivos y métodos de producción mecánicos
    2. desarrollen cultivos y una producción ganadera vinculados al suelo o una acuicultura que respete el principio de la explotación sostenible de la pesca
    3. excluyan el uso de OMG y producteo producidos a partir de o mitjançant OMG, salvo en medicamentos veterinarios,
    4. esten basados en la evaluación de riesgos, y en la aplicación de medidas cautelares y preventivas, si procede

     

  2. la restricción del recurso a medios externos. En caso necesario o si no se aplican los métodos y las prácticas adecuadas de gestión mencionadas en la letra a), se limitarán a:
    1. medios procedentos de la producción ecológica
    2. sustancies naturales o derivadas de sustancias naturales
    3. fertilizantes minerales de baja solubilidad

     

  3. la estricta limitación del uso de medios de síntesis a casos excepcionales cuando:
    1. no existan las prácticas adecuadas de gestión,
    2. los medios externos mencionados a la letra b) no estén disponibles en el mercado, o
    3. el uso de los medios externos mencionados en la letra b) contribuyan a efectos medioambientales inaceptables;

     

  4. la adaptación de la normativa, en caso que sea necesario, de las normas de la producción ecológica teniendo en cuenta la situación sanitaria, las diferencias regionales climáticas así como las condiciones, las fases de desarrollo y las prácticas ganaderas específicas locales.

Conversión hacia la producción ecológica

Toda explotación que empiece a dedicarse a la producción ecológica estará sujeta a las siguientes normas:

  1. el período de conversió empezará, como muy pronto, cuando el operador notifique su actividad a las autoridades competentes y someta su explotación, en el ámbito territorial de Catalunya, al régimen de control del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CCPAE)
  2. durante el período de conversión serán de aplicación todas las normas establecidas por la normativa vigente que regula la producción agroalimentaria ecológica
  3. la normativa establece períodos de conversión específicos para los diferentes tipos de cultivos o de producciones animales
  4. cuando una explotación o unidad esté dedicada en parte a la producción ecológica y en parte en fase de conversión a la producción ecológica, el operador mantendrá separados los productos obtenidos ecológicamente y los productos obtenidos durante la fase de conversión, y los animales separados o fácilmente separables, y mantendrá un registro documental adecuado que demuestre esta separación
  5. para determinar el período de conversión anteriormente citado, se podrá tener en cuenta un período immediatamente anterior a la fecha del inicio del período de conversión, siempre y cuando en este período anterior concurran determinadas condiciones
  6. los animales y los productos animales producidos durante el período de conversión a que se refiere la letra c) no podrán ser puestos a la venta utilizando las indicaciones relativas a la producción ecológica en el etiquetado y la publicidad de los productos.

Las siguientes publicaciones proporcionan más información sobre el procés de conversión:


Fecha de actualización: 11.06.2018